viernes, 16 de junio de 2017

El mejor amante




Por: Alejandra Inclán



Llego ansiosa a casa, a ese lugar donde tú me esperas.

No resisto más. Entro y te veo. Me esperas también. Apenas te dejé anoche y sé que deseas ser mío nuevamente.

Debo tenerte entre mis manos. Anhelo tocarte. Anhelo sentirte. Olerte. Mirarte.

Y aunque pareciera que llevo prisa me doy mi tiempo para prepararme. Para prepararte.

Tú  me das esos momentos gratos. Me das intensidad. Me inspiras. Me emocionas. Me trastornas. Me haces reflexionar y sentir. Logras que partes muy secretas vibren en mí.

Dicen por ahí que no eres único, que existen muchos como tú. Es cierto, existen muchos. Y con varios de esos muchos también he gozado los sentimientos y reflexiones que he tenido contigo.

Pero tú eres el elegido en este momento. En el futuro terminaré contigo y estaré de duelo un rato. Solo por un rato.

Sé que uno más vendrá. Y lo aceptaré. Primero con timidez y curiosidad. Luego sabré si tiene potencial para llenarme. Si no lo tiene es que no era para mí. A alguien más llenará.

Siempre he sido una promiscua con los de tu tipo. Me encanta serlo. No lo niego. Mas no estés triste, porque en estos momentos eres tú quien se va a la cama conmigo.

Antes fuiste un extraño. Hoy ya no. Hoy aprendo cada instante algo de nuevo de ti. Eres todo un maestro.  Te quiero amar hasta terminar.

Así que entrégate a mí. Déjame desnudar todo tu ser. Hay tanto por saber. Tanto que sentir. Por ello amor mío, déjame experimentar junto contigo, el orgasmo y el placer de leer.                                                                                        

Los libros: el mejor amante que un alma ávida de saber puede tener.



Derechos reservados © 2017, Verónika Alejandra Inclán Cazarín




No hay comentarios:

Publicar un comentario